• miércoles, 6 de enero de 2010

    Clasificaciones de Google

    No es ningún secreto que Google utiliza alrededor de 200 variables (y un poco más) en sus algoritmos para clasificar los resultados de una búsqueda. Muy pocos de estos han sido divulgados públicamente por el gigante de la web.



    Lecciones

    Haz clic sobre la lección que deseas tomar.


    Google, el buscador más popular de internet proporciona pautas, herramientas y recursos para ayudar a los webmasters a encajar mejor en sus clasificaciones. Además, a partir de los documentos y pautas oficialmente publicados de Google, los profesionales de SEO también han compilado sus observaciones, experiencias y especulaciones sobre el backend del sistema de clasificación del buscador.

    ¿Qué afecta a los rankings de Google?



    Lo lees en: 00:06:00



    Hay tres aspectos en un sitio web que, sin duda, ejercen una gran influencia en los rankings de motores de búsqueda. Estas son la usabilidad de un sitio web o diseño de interfaces (UI), la experiencia del usuario (UX) y, por último, pero no menos importante, el contenido del sitio web.

    Comencemos por la experiencia del usuario (UX) y la usabilidad de un sitio web (UI), ya que están estrechamente relacionados.

    Usabilidad y experiencia del usuario

    Aunque no sea una variable que influya directamente en el posicionamiento (como otras que si lo hacen, por ejemplo las palabras clave), la estructura del sitio, la experiencia del usuario al navegar por la web y la facilidad de uso afectan la comprensión intuitiva de Google sobre nuestro sitio, que ha adquirido a través del estudio del comportamiento del usuario y la interacción con el sitio, de esta forma Google realiza el aprendizaje de su propia inteligencia artificial.

    Es decir, la IA del buscador implementa sus algoritmos para “darse cuenta” de cuando un sitio web se vuelve popular y aumenta su tráfico por la usabilidad y su experiencia de usuario, entendiendo que el sitio web debe tener un valor que debe ser tenido en cuenta, por el comportamiento de los usuarios. A esto también se llama influencia indirecta, donde la experiencia de un tercero en el sitio A está influyendo en la respuesta del sitio B hacia él.

    Si tu sitio se ha construido teniendo en cuenta la experiencia de los usuarios, es decir, simulando tu mismo cómo sería visitar el sitio web y lo que quisieras de él si fueras un usuario; además si tu sitio web tiene contenido relevante y una estructura que permita cambiar de secciones fácilmente, sin perderse, entre otras acciones positivas; todo esto pasará al motor de búsqueda y mejorará el posicionamiento.

    ¡Contenido, contenido y más contenido!

    El contenido es la vida, la sangre y todo lo que un sitio es en esencia. La fórmula para subir de posicionamiento es realmente simple: producir un gran contenido creativo e investigado que también se presente de forma conveniente y efectiva. Veamos cómo Google analiza el contenido.

    Después del inicio de la era de Google y el surgimiento de los buscadores a finales de los 90, a Larry Page y Sergey Brin, fundadores del buscador más grande de internet, no les tomó mucho tiempo darse cuenta de que un buen indicador para el posicionamiento es la cantidad de links dentro de una web, que llevan a otra web. Y dado que el tiempo y las estadísticas demostraron que este mecanismo de votación no oficial e indirecto es útil y preciso para medir el valor del contenido de un sitio, sigue siendo parte de los algoritmos de Google hoy en día, a pesar de que han alcanzado una vertiginosa complejidad. Después de todo, el principio es simple: el sitio web debe tener algo genial para ofrecer, si está ganando enlaces. Entonces Google recompensa tu popularidad.

    Otro indicador o mecanismo importante para juzgar el contenido son las métricas de rebote. Es decir, cada vez que alguien realiza una búsqueda en Google y navega por los resultados, el algoritmo se ocupa en analizar el comportamiento del usuario, usándolo para crear sus métricas de rebote. Por ejemplo, si el usuario hace clic en el primer resultado de la búsqueda, y en cuestión de segundos vuelve a la página de resultados de Google (de manera que pareciera decir: gracias, pero no me gusto), el algoritmo lo nota y concluye que la información que ofrece la web no es relevante para la frase de consulta con la que apareció.

    En términos más simples, si el contenido de la web no satisface a un visitante, la web ha hecho quedar muy mal a Google con el usuario, haciendolo parecer un buscador con malos resultados. A su vez, Google disminuye el posicionamiento para evitar que más usuarios se sientan insatisfechos con sus resultados.

    Por otro lado, si te has cansado de oír el término “Spiders”, “Bots” y lagartos de cola larga, la siguiente noticia podría animar tu interés. En el 2011 Google desarrolló algo llamado “Google Panda” el cual consistió en un cambio radical sobre la mecánica en que los algoritmos posicionan los resultados, el cambio fue tan radical que los sitios web que por varios años disfrutaron de altas posiciones, bajaron de rango en cuestión de horas, mientras que algunos sitios que ni se asomaban a la primera página, empezaron a tomar los primeros puestos.

    Básicamente lo que sucedió es que Google Panda utilizó la IA para identificar el comportamiento de los usuarios al entrar y salir de los resultados, generando una data sobre la relevancia del contenido de las páginas que antes consideraba importantes. La actualización Google Panda cambió los sistemas de clasificación de manera fundamental, ya que centra los resultados en el usuario, basándose en su experiencia con la información que recibe y no en la experiencia con el buscador.

    Los directores de SEO y los desarrolladores web deben estar constantemente alertas a las evoluciones y las actualizaciones en los algoritmos de todos los buscadores de internet, de esa manera estarán siempre en la jugada y obtendrán el mayor número de tráfico.

    Consejos para mejorar el ranking de Google



    Lo lees en: 00:03:00



    Con más de 200 factores en los algoritmos para optimizar una página, hacer SEO para Google puede parecer un trabajo abrumador. Pero en primer lugar, recordemos cómo han cambiado las cosas después del lanzamiento de Google Panda y en segundo lugar, debemos aclara que no es necesario preocuparse por conocer todas las 200 variables de los algoritmos para subir en los resultados de Google. No está de menos decir que algunas variables son más importantes que otras. Siempre y cuando se sigan las principales pautas de Google y se implementen las buenas prácticas de SEO, todo debería estar bien.

    Y antes de ver la lista de consejos que hemos preparado para ti, debemos recalcar el principio básico del SEO para obtener buenas posiciones: No existe ninguna optimización en la página web que logre los primeros puestos, si esta no va acompañada de un buen contenido que genere empatía con el usuario y le brinde una buena experiencia.

    Ahora sí, prosigamos con la lista de consejos.

    Google le da más importancia a las primeras palabras clave que se encuentran en la etiqueta <title>.

    Plantearemos un ejemplo: Supongamos que administramos una web de fragancias orgánicas, ¿Cuál de estas dos opciones pondrías en la etiqueta <title>?

    1. Fragancias orgánicas para promover la armonía con la naturaleza y el medio ambiente.
    Y
    2. Promueve la armonía con la naturaleza y el medio ambiente mediante el uso de fragancias orgánicas.

    Respuesta: Google siempre posicionará mejor a la página con la primera opción porque comienza con la palabra clave que define los productos de la web, es decir, fragancias orgánicas.

    Google prefiere un contenido largo que un contenido corto.

    Diversos estudios han demostrado que Google rankea mejor las páginas web que tienen más de 1500 palabras en su contenido, sobre las webs que tienen menos número de palabras.

    ¡A Google le importa la velocidad de carga de la página!

    Realmente es un aspecto importante, ya que incluso Google se ha tomado a la tarea de anunciarlo en público.

    Google favorece el diseño web móvil

    Aproximadamente el 80% de las búsquedas se realizan a través de dispositivos móviles, es por eso que Google recompensa a los sitios web responsives que brinden una excelente experiencia de usuario.

    Google presta atención al link building

    Hoy en día no basta con sólo buscar crear enlaces en otras páginas que redireccionen a tu web, ya que Google analiza el contenido de la página que hace la redirección y si este no se relaciona con el contenido de tu web, el link no será tenido en cuenta para “sumar puntos” dentro del posicionamiento.

    0 comentarios:

    Publicar un comentario