• viernes, 22 de noviembre de 2019

    6 Mitos desacreditados sobre las llamadas en frío

    En el artículo anterior hablamos sobre el arte de realizar llamadas en frío efectivas y ahora, como un complemento de todo lo que mencioné allí, tocaré esos mitos por los cuales aun teme hacer llamadas en frío.

    ¿Listos?, ¡Vamos con toda!



    Los mitos más comunes son que las llamadas en frío:

    • Están muertas.
    • Son una práctica obsoleta.
    • Son una actividad forzada.
    • Son demasiado interrumpidas.
    • Hacen que los representantes se vuelvan demasiado "robóticos" a la hora de realizar el primer contacto.
    • Son un "juego de números" y la calidad no es importante.


    Experimenta destinos exóticos por menos, con descuentos hasta del 80% en hoteles 5 estrellas y resorts alrededor del mundo. ✈️

    Sin préstamos, sin cuotas, sin intereses, sin tarjetas de crédito. 💰💸

    Déjanos tus datos a través de nuestra web y nos pondremos en contacto contigo en el menor tiempo posible. 📞 😁



    1)"Expertos" y "Gurús" han declarado que las llamadas en frío están muertas.
    Es difícil mantenerse firme con las llamadas en frío con tanta negatividad pululando a su alrededor. Los líderes de las industrias emergentes han estado pidiendo el fin de la llamada fría durante años, desde vendedores sociales hasta vendedores entrantes.

    Y para que conste, las llamadas en frío NO ESTÁN MUERTAS .

    2) Es más fácil afirmar que no funciona que descubrir cómo hacerlo correctamente.
    Si ha intentado realizar llamadas en frío una o dos veces y no ha encontrado un éxito inmediato, le resultará fácil unirse a los que odian esta técnica de ventas. Como cualquier habilidad, esta necesita mucho esfuerzo para dominarla.

    3) Muchos vendedores se ven obligados a hacer llamadas en frío, y el tedio los está volviendo locos.
    Hay muchas razones para odiar la actividad de llamar a extraños para venderles cosas, todo lo que se necesita es un jefe que exija una meta de "20 ventas al día" para arruinar la experiencia de aprender a hacerlo.

    4) Hemos comenzado a sobrecompensar el "viaje del comprador".
    Personalmente, me encanta la idea de que se debe vender como los clientes quieren comprar, y soy un gran defensor de establecer un proceso de ventas en consecuencia. Pero estamos aplicando este concepto a todas las partes del proceso por igual, por lo que ahora tenemos miedo de interrumpir a las personas.

    5) Nadie quiere hablar con un robot.
    Los guiones son amigables para los vendedores experimentados, pero para los principiantes no es fácil usar un guión de forma natural. Esto los obliga a hablar como un robot o terminar la llamada sin saber qué decir, una receta segura para el desastre.

    6) La comida rápida nos enseñó que la calidad y la cantidad son enemigos.
    Durante décadas, nadie entró en un McDonald's esperando alta calidad en el producto: esperaban mucha comida por un precio bajo (apuesto a que es por eso que han lanzado una serie de nuevos artículos de menú sofisticados). Así es como las personas tienden a ver las llamadas en frío, como un medio de baja calidad y alto volumen para hacer negocios.

    0 comentarios:

    Publicar un comentario